5 Días de Pudin de Chía

LOCA POR CHIA

La última vez escribí sobre pudin de chía, no paraba de hablar sobre lo fácil y sencillo que es de hacer. Inmediatamente después de publicarlo, decidí hacer pudin de chía durante cinco días. Cada noche metía un vaso de semillas de chía en leche de soja y cada mañana parecía que jugaba a las pociones, echando varias combinaciones de frutos secos y no tan secos en mi vaso de pudin.

 ¿Por qué chía? Para personas como yo, a quien les cuesta comer suficiente proteína y calcio, las semillas de chía complementan perfectamente. Según los investigadores, una porción de semillas de chía tiene entre 10% y 18% de la cantidad diaria recomendada de proteína y calcio, respectivamente (Coles, 2013). ¡Eso significa fuerza! Huesos, dientes y músculos fuertes!

Estas pequeñas semillas vienen de diferentes plantas de mentas, endémicas de México y Guatemala (Coles, 2013), pero se las puede encontrar en supermercados por todo el mundo. Si estas en España, el supermercado Mercadona las venden y mi hermano me dice que se pueden encontrar en Toronto, en el supermercado NoFrills.

Además, las semillas de chía ofrecen versatilidad. Gracias a su tamaño y falta de sabor, son fáciles añadir a bebidas, panes, y platos día a día. Las semillas de chía son hidrófilas, significa que son como esponjas (Weintraub, 2015). Absorben líquidos y expanden, perfecto cuando quieres comer un desayuno que llene mucho; y esta es exactamente la razón por la que a mi me gusta empezar el día con pudin de chía. 

Mi primer pudin de chía fue sencillo. Solo un vaso de chía, leche de soja y muesli, y frutas congeladas puestas por encima.

El segundo fue de los favoritos en Instagram; capas de puree de mango, pudin de chía y muesli. Este pudin de chía es mi favorito y quiero volver a hacerlo muchas veces.

pistachos

El tercer vaso era original. Utilicé una mezcla de calabaza que había sobrado de mi receta de Tarta de Calabaza. La mezcla llevó puree de calabaza, un toque de nuez moscada y un poco de canela. Después, lo decoré con trocitos de pistachos.

¡El cuarto marcó el comienzo de mi día dulce! Mezclé plátanos congelados y una cucharada de Nicolla, después añadí capas de pudin de chía y trozos de mango congelado.

El quinto pudin era cítrico, exótico y lleno de vitamina C, vitamina E y fibra. Lo hice simplemente con capas de puree de kiwi, pudin de chía y un poco de muesli para fuera crujiente.

Medio camino a través de mis 5 días de chía, convencí a mi hermano de hacer pudin de chía! Le gusta echar proteína en polvo a sus vasos. Ahora estoy pensando en montar un club de pudin de chía ….

Fuentes

Coles, T. (2013, March 06). Chia seed benefits: 10 reasons to add chia to your diet. Huffington Post. Obtenido de http://www.huffingtonpost.ca/2013/06/03/chia-seed-benefits-_n_3379831.html 

Weintraub, L. (2015, June 04). Tiny chia seeds offer big health benefits. Daily News. Obtenido de http://www.dailynews.com/health/20150406/tiny-chia-seeds-offer-big-health-benefits